Hoteles en Languedoc-Rosellón

Buscar una destinación en Languedoc-Rosellón

Hoteles en Languedoc-Rosellón

Maravillas del Languedoc-Rosellón


Con más de 200 kilómetros de playa, espectaculares viñedos, legados culturales únicos, estaciones de montaña y mucho más, la región francesa de Languedoc-Rosellón se ha convertido en un destino turístico imprescindible. Con atractivos únicos como la ciudad medieval de Carcasona, el Parque Nacional de las Cevenas, el Canal du Midi o la playa de Espiguette en Montpellier, la región no te dejará indiferente.

Imprescindibles del sur de Francia


Entre las ciudades más destacadas del Languedoc-Rosellón se encuentra Carcasona, reconocida por su ciudad amurallada que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997, y alrededor de la cual se organizan la mayoría de los hoteles de la localidad. Carcasona también cuenta con otros numerosos sitios de interés histórico y además se destaca por su exclusiva gastronomía, con platos como el jambonneau o los petits carcassonnais que pueden degustarse en restaurantes como La Barbacane o Le Clos Occitan en el centro de la ciudad.

Nimes, Montpellier y Narbona


La antigua ciudad romana de Nimes es otro de los grandes atractivos de la región. Destacan monumentos históricos como su anfiteatro o la Torre Magna, donde se encuentran numerosos hoteles y restaurantes. Montpellier mezcla de forma perfecta sus barrios antiguos con sus hermosas playas, y ofrece una animada vida nocturna en la que destacan teatros, cines y la ópera. Narbona es una ciudad más familiar en la que disfrutarás de grandes obras arquitectónicas y de un agradable paseo por el canal de Robine.

Transporte en Languedoc-Rosellón


Las opciones para llegar a la región son múltiples, ya que varias de sus principales ciudades, como Montpellier o Nimes, cuentan con aeropuerto. Languedoc-Rosellón también está conectada con París a través del tren de alta velocidad por lo que el acceso a la capital es realmente sencillo. Para moverse dentro de las ciudades la mejor opción es desplazarse a pie por sus barrios antiguos y ciudades amuralladas para no perderse ningún detalle de un viaje que perdurará por siempre en tu memoria.