Hoteles en Ciudad de Luxemburgo

Buscar hoteles en Ciudad de Luxemburgo

Hoteles en Ciudad de Luxemburgo

Cómo encontrar los mejores hoteles en Luxemburgo con Venere

La ciudad de Luxemburgo, capital de este pintoresco país entre Bélgica, Francia y Alemania, aunque lejos de ser un destino de referencia turística en Europa, es una urbe cargada de actividades, con una amplia oferta cultural - ha sido Capital Cultural Europea hasta en dos ocasiones- y en la que se respira modernidad y vanguardismo. Regada por los ríos Alzette y Pétrusse, presume de un clima agradable y estable durante todo el año por lo que es un destino perfecto para cualquier época. A pesar de ser una de las ciudades más ricas de Europa, en Venere nos adaptamos a tu presupuesto y gustos y te ofrecemos una inmejorable selección de hoteles en Luxemburgo. Gracias a nuestro sistema en el que podrás ver la localización del hotel en un mapa, consultar la puntuación de anteriores huéspedes, leer sus comentarios y ver imágenes, elegir tu estancia en Luxemburgo es ahora más fácil que nunca.

¿Cómo es Luxemburgo?

Desde 1994, el casco histórico y el recinto de murallas y fortificaciones de Luxemburgo es Patrimonio de La Humanidad y está dividido en la ciudad alta y la ciudad baja, haciendo referencia a los pronunciados desniveles y cuestas que, sin duda, te dejarán sin aliento. Recorriendo la zona antigua, descubrirás imponentes edificios como el Palacio Gran Ducal de Luxemburgo, la Rue du Marché aux Herbes -arteria principal de la ciudad y en la que se encuentran un gran número de tiendas, restaurantes y cafés- y el mercado de la Place D'Armes. Desde el enclave descrito como el balcón más bonito de Europa , contemplarás el bohemio barrio de Grund, el valle de Alzette y la meseta de Rham. Tras un descanso en uno de los hoteles en Luxemburgo que hayas elegido, no puedes dejar de visitar el Gibraltar del Norte , un conjunto de casamatas y fortificaciones rodeado de metros de recorridos subterráneos.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Luxemburgo

Hogar de Robert Schuman - uno de los artífices de la Unión Europea- los luxemburgueses son políglotas (aunque el luxemburgués es el idioma oficial, el francés y el alemán también están reconocidos como lenguas en uso), abiertos al futuro y tradicionales, al mismo tiempo. Lo mismo ocurre con su gastronomía, muy influenciada por las culturas celta, alemana, española y teutona, entre otras. Si no hay patatas, no es una comida apropiada , reza un dicho luxemburgués, y durante tu estancia en la ciudad de Luxemburgo podrás degustar alguno de sus platos estrella como el tierteg, puré de patatas con chucrut, y el kuddlefleck, estómago de vaca bañado de migas de pan frito en aceite; todo regado con los excelentes vinos de la región. Gracias a esa multiculturalidad - con una importante colonia de portugueses y griegos- tu experiencia en uno de los hoteles en Luxemburgo que Venere ha seleccionado para ti, promete ser memorable.