Hoteles en San Gimignano

Buscar hoteles en San Gimignano

Hoteles en San Gimignano

Cómo encontrar los mejores hoteles en San Gimignano con Venere

San Gimignano regala a sus visitantes un presente único en el mundo: un viaje en el tiempo a la época medieval. La ciudad de las Torres Bellas conserva un centro histórico proclamado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Las catorce torres de defensa medievales que guardan la población son la imagen más emblemática de esta pequeña localidad toscana, pero su núcleo urbano preserva numerosos ejemplos arquitectura medieval: fuentes, casas, plazas, patios y arcadas repartidas por un laberinto de calles estrechas. Hospedarte en San Gimignano te permitirá explorar uno de los reductos mejor conservados de una época en la que el concepto de Italia ni tan siquiera existía. Descubre con Venere los mejores hoteles en San Gimignano y consulta toda la información útil disponible en nuestra web, desde tarifas e instalaciones hasta las opiniones de nuestros usuarios. Haz tu reserva de la mano de Venere y prepárate para dar marcha atrás en el tiempo.

¿Cómo es San Gimignano?

Solo catorce de las setenta y dos torres originales de San Gimignano han sobrevivido al paso del tiempo, pero configuran una estampa imponente. Al igual que la muralla del siglo XIII que rodea la ciudad conserva varias de sus entradas, como la Porta de San Giovanni, considerada la más hermosa de las cinco que siguen en pie, o la Porta de San Matteo, que abre el camino hacia la Piazza de la Cisterna. También debes visitar la Piazza del Duomo, donde se alza la Collegiata, la catedral de estilo románico-toscano de la ciudad, así como el Palazzo Comunale, sede del poder cívico, amparado por la torre más alta de Gimignano: la Torre Grossa. Enfrentarse a los más de 150 peldaños hasta la cumbre es una tarea para valientes, pero el esfuerzo te será recompensado con una vista espléndida de la ciudad y un merecido descanso en cualquiera de los fantásticos hoteles en San Gimignano que te proponemos en Venere.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de San Gimignano

Como parte de la vía Francigena hacia Roma, San Gimignano era lugar de paso de peregrinos camino a la ciudad santa del cristianismo. Resulta fácil imaginar el impacto que causarían en aquellos viajeros las setenta y dos torres en el momento de máximo esplendor de la ciudad. Durante tu estancia en San Gimignano no podrás evitar la alta densidad de turistas que pululan por sus calles cada día, así que desde Venere te recomendamos recorrer su calles también de noche: no solo podrás admirar su encanto medieval bajo una nueva luz, sino que podrás mezclarte con más facilidad entre los locales. Los sangimignanesi tienen fama de apasionados de su tierra y sacar lo mejor de ella: alojándote en los hoteles en San Gimignano podrás degustar productos como el famoso vino Vernaccia di San Gimignano o el prosciouto toscano. Sin duda, una manera estupenda de conocer mejor la cultura de este rincón de la Toscana.