Hoteles en Capri

Buscar hoteles en Capri

Hoteles en Capri

Cómo encontrar los mejores hoteles en Capri con Venere

Desde hace medio siglo, la isla de Capri se ha convertido en uno de los destinos preferidos por el turismo internacional. Es famosa por su increíble belleza natural, su paisaje radiante, su clima agradable y su historia milenaria. Su flora es de las más ricas de Italia, y su fauna cuenta con múltiples especies acuáticas que dan vida a sus fondos marinos. El centro urbano lo constituyen casitas adueñadas por el color blanco y plazas con un encanto teatral, todo con un pequeño toque árabe. A medida que nos alejamos, recorriendo alguno de sus múltiples senderos, la belleza de la isla hará que nos sintamos como si estuviéramos en otro mundo, donde la tranquilidad es la dueña absoluta. Esta isla invita a soñar, y así, son muchos los que afirman que sus costas están habitadas por sirenas. Quizás esto fuera lo que atrajo a los romanos, que se prendaron de la magia de este rinconcito del mar Tirreno. Haya sirenas o no, seguro que los amantes de la naturaleza no se aburrirán durante unas vacaciones en Capri. En Venere, ponemos a tu disposición los mejores alojamientos y al mejor precio: en el centro histórico, cerca del puerto, más lejos del mar para que disfrutes del paisaje… Tú decides cuál de nuestros hoteles en Capri es el ideal para ti.

¿Cómo es Capri?

En primer lugar, destacan dos antiguas villas romanas -de visita obligada- como los restos arqueológicos más importantes de la isla: la Villa Jovis, al noreste, y la Villa di Damecuta, en el noroeste. Tampoco son nada despreciables las ruinas del Castillo de Barbarossa, situadas al noreste de Anacapri. La isla es célebre también por su Grotta Azzurra, cuyas aguas hechizan por su brillo azul indescriptible. En cualquier caso, lo mejor es alquilar una pequeña embarcación y recorrer todo el litoral: no faltarán impresionantes acantilados o terrazas sobre el mar que te hagan soltar el timón (¿encontrarías sirenas, finalmente?). Si quieres contemplar la mejor vista sobre la inmensidad del Mediterráneo, la Scala Fenicia guiará tus pasos hacia las altas cumbres de la isla. Es un placentero paseo durante el cual estarás rodeado de una riqueza botánica única. Por la noche, los restaurantes más exquisitos en los que probar la irrepetible gastronomía italiana se encuentran mayoritariamente en la zona del puerto, pero en el centro histórico también podrás encontrar lugares —más tradicionales— para comer. En definitiva, cada rincón de la isla merece ser visitado, cada calle, cada montaña, cada sendero... Deja a un lado las prisas, encuentra los mejores hoteles en Capri con Venere y sumérgete en el encanto de esta isla milenaria.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Capri

La forma más práctica para llegar a la isla es tomar un barco procedente de Nápoles. Su frecuencia es de aproximadamente cada media hora, y el precio de la embarcación más cara —por el poco tiempo que tarda en llegar— ronda los diecisiete euros. Otra opción es viajar desde Sorrento, desde donde el trayecto cuesta alrededor de trece euros y dura una media hora. La isla cuenta con nueve kilómetros desde el extremo noreste hasta el extremo suroeste. Si disfrutas caminando, puedes desplazarte perfectamente a pie, aunque hay zonas abruptas y montañosas de difícil acceso. No obstante, la isla cuenta con una línea de autobuses que te llevarán desde Capri a Marina Grande, Marina Piccola y Anacapri (cualquier combinación origen-destino) por un precio que no llega a los dos euros. Por supuesto, no olvides el bañador, pero tampoco la crema solar ni alguna ropa de entretiempo para las noches, que suelen ser frescas incluso en verano. Durante unas vacaciones en Capri podrás practicar la lengua de Dante, aunque, debido al incremento de turismo internacional, muchos habitantes se defienden en inglés. En lo que respecta a la seguridad, su índice de delincuencia es prácticamente cero. No lo dudes más y busca hoteles en Capri con Venere. Te aseguramos, como los máximos expertos, que serán unas vacaciones que nunca olvidarás.