Hoteles en Taranto

Buscar hoteles en Taranto

Hoteles en Taranto

Cómo encontrar los mejores hoteles en Taranto con Venere

Situada a orillas del mar Jónico, a Taranto se la conoce como la ciudad de los dos mares, ya que su asentamiento sobre las aguas divide el golfo homónimo en dos: el mar Piccolo y el Grande. Esta dualidad se traslada a la distribución de la ciudad, con el casco viejo o Borgo Antico situado sobre una isla y la parte nueva o Borgo Nuovo sobre la península vecina. Al cruzar el puente giratorio que une ambas partes, sentirás que te adentras en un mundo completamente distinto al que dejas atrás. Entra en Venere y descubre todos los hoteles en Taranto que tienes a tu disposición para explorar esta ciudad llena de contrastes, sol y una gastronomía excelente con sabor a mar. Investiga las opciones en el Borgo Antico y en el Nuevo y lee los comentarios de los viajeros que ya han pasado por allí. Una vez estés en tu alojamiento en Taranto, ciudad de raíces griegas y con un recorrido histórico frenético, podrás disfrutar también de la costa de la región italiana de Puglia, uno de los rincones más bellos de la Europa mediterránea.

¿Cómo es Taranto?

Taranto fue una de las colonias más importantes de la Antigua Grecia y en el Borgo Antico encontrarás muchas pruebas de este pasado ancestral, como las dos columnas dóricas que formaban parte de un templo del s. V a.C. dedicado al dios Poseidón. Muchos pueblos se han asentado en Taranto desde entonces y sobre las bases de una fortaleza de origen normando-angevino se encuentra el Castello Aragonese, una construcción fortificada que protegía la ciudad durante la época medieval. Otro monumento que no puedes perderte es la catedral de San Cataldo, un templo excepcional de planta románica que con el paso de los siglos fue incorporando elementos de estilo barroco, como la capilla y la fachada. En el Borgo Nuovo, en cambio, encontrarás la parte moderna de la ciudad, donde se sitúan muchos de los hoteles en Taranto que te permitirán explorarla. En esta zona visita el Palazzo del Governo, un ejemplo distintivo de la arquitectura fascista de los años veinte, con su fachada rojiza de líneas rectas e imponentes. Si te apetece abandonar el ambiente urbano, descubre las vecinas islas Cheradi: en ellas hallarás un entorno natural muy singular, con masas boscosas que llegan hasta la orilla arenosa.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Taranto

Como es habitual en el sur de Italia, durante tu estancia en Taranto encontrarás una población alegre y de carácter distendido, que trata con familiaridad a sus visitantes. No te asustes si al llegar a la ciudad descubres que tus clases de italiano han servido de poco: el dialetto tarantino es una lengua de origen griego que ha ido recogiendo expresiones de todos los pueblos que han pasado por Taranto a lo largo de su historia y que sigue siendo muy popular en el núcleo histórico de la población. Si necesitas consultar una dirección, que te recomienden un restaurante o sencillamente quieres conocer gente, no tengas reparos a la hora de conversar con los lugareños: con su amabilidad característica, ellos pondrán de su parte y seguro que entre el español, el italiano y el tarantino lográis entenderos. Para poner la guinda a tu viaje, solo te falta probar las delicias de la gastronomía tarantina. En cualquiera de los hoteles en Taranto donde te hospedes, desde Venere te recomendamos que pidas el orgullo culinario de la ciudad: cozze alla tarantina, un magnífico plato de mejillones con salsa de tomate que te dejará con ganas de volver a la città dei due mari.