Hoteles en Padua

Buscar hoteles en Padua

Hoteles en Padua

Cómo encontrar los mejores hoteles en Padua con Venere

Padua se crea a partir de infinitos rincones escondidos, entre plazas de incalculable belleza clásica e intrincadas calles. La acogedora capital del Véneto —una de las ciudades más elegantes de Italia— es un centro artístico, cultural e histórico que conserva su clásica personalidad, a la vez que crece en actividad comercial y prestigio académico. En Venere, sabemos que vale la pena escaparse a esta pequeña ciudad de canales y escultórica arquitectura, y estamos convencidos de que sus muchos monumentos y atractivos harán que tu estancia en Padua sea de lo más placentera. Para que así sea, asegúrate de examinar el abanico de opciones que te ofrecemos en nuestra web para dar con el mejor hotel en Padua. Siguiendo las indicaciones de Venere, podrás hacer tu reserva rápidamente. Y así, solo te faltará hacer las maletas y dejarte llevar por la riqueza artística que te depara esta perla del norte italiano.

¿Cómo es Padua?

Hay tantos lugares que merece la pena visitar en la ciudad, que te aconsejamos que pasees por ella con los ojos bien abiertos. Puedes empezar por la basílica de San Antonio, situada en la Piazza del Santo, donde verás el Gattamelata, la célebre estatua de Donatello. Muy cerca de allí, visita el Orto Botanico —un precioso jardín reconocido por la UNESCO, con especies vegetales de todo tipo— y la impresionante Prato della Valle, una espectacular plaza que conjuga el clasicismo de sus monumentales esculturas con una vibrante vida comercial. Después, contempla el Palazzo del Bo, sede histórica de la reputada universidad donde Galileo hizo de profesor. De camino a la capilla de los Scrovegni, haz una parada en el famoso Caffè Pedrocchi. para maravillarte con los lienzos de Giotto. Antes de ir a descansar a tu hotel en Padua, vale la pena que visites los Musei Civici Eremitani o el Museo Diocesano, en el antiguo Palazzo Vescovile.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Padua

Además de hacer turismo, la ciudad te incitará a confundirte entre sus habitantes y a implicarte en la vida diaria de sus calles. Aunque te alojes en un hotel en Padua, puedes experimentar la cotidianeidad de los lugareños, dejándote seducir por sus costumbres. Piérdete por el céntrico barrio del Ghetto, rebosante de actividad durante todo el día. Si quieres sentirte como un ciudadano más, es imprescindible que, a la hora del aperitivo, te relajes con un refrescante spritz en la mano. Aunque si prefieres los sabores más suaves, te aconsejamos que te endulces el paladar con un zabaione. Los establecimientos bajo las acogedoras arcadas del Palazzo della Ragionne, en la animada Piazza delle Erbe, son muy frecuentados por la población local, que se refiere a ellos como sotto il salone. Antes de marcharte, no olvides llevarte un dolce santantoniano para recordar el agradable sabor de la ciudad cuando ya hayas dejado tu alojamiento en Padua.