Hoteles en Garda

Buscar hoteles en Garda

Hoteles en Garda

Cómo encontrar los mejores hoteles en Garda con Venere

Al norte de Italia, entre Venecia y Milán, en la provincia de la novelesca Verona, se localiza el fascinante lago de Garda y sus encantadores pueblos vecinos. Una región de Italia que atrae a los viajeros gracias al romanticismo del lago más grande de Italia, sus preciosas montañas alpinas y sus encantadores pueblos rurales. Debido a su origen glaciar, el lago tiene un profundo color azul celeste que contrasta con la verde vegetación de las montañas que lo rodean. ¿Quieres descubrir uno de los secretos mejor guardados de Italia? Conoce todos los hoteles en Garda que te proponemos y adéntrate en el gran lago sin preocupaciones. Con el líder en reservas de alojamientos online encontrarás más de cien hoteles disponibles en este paraíso de aventuras para que disfrutes de tu estancia en Garda rodeado de montañas. Un par de días admirando el lago y relajándote en alguno de los spas de la zona te cargarán de energía para tu vuelta a la rutina.

¿Cómo es Garda?

Los hoteles en Garda están a un paso de entornos naturales en los que podrás practicar infinidad de deportes al aire libre, aunque si buscas un plan más relajado, las orillas del lago se conforman como auténticas playas naturales en las que disfrutar de un refrescante baño por sus cristalinas y purificantes aguas. Y, hablando de agua, los pueblos de Garda tienen una extensa oferta de balnearios con baños de aguas curativas y medicinales. Los amantes del arte y de la historia pueden deleitarse con el legado cultural de la zona, repleta de castillos medievales e imponentes palacios como el Palazzo Bettoni, una preciosa villa del siglo XVIII que se alza frente al lago. Durante tu estancia en Garda no dejes de recorrer los pueblos rurales que abarca este gran lago: Desenzano, Malcesine, Limone o Tignale. Si viajas con niños visita el Gardaland, el parque temático más visitado de Italia, y un funicular que asciende desde Malcesine hasta el Monte Baldo con unas panorámicas de película.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Garda

La mejor manera de llegar al lago de Garda es en tren desde Milán y enlazar con la parada Desenzano Del Garda-Sirmione que te dejará en tu destino en menos de dos horas. Desde Verona también encontrarás transporte directo, aunque lo ideal para conocer los más de tres kilómetros que abarca este imponente lago es moverse en coche. Durante tu estancia en Garda te sentirás como uno más saboreando una espléndida cocina local a base de aceite de oliva, vinos finos y productos del mar y de la tierra, como el pescado o las castañas y trufas. Para una experiencia única y sin sorpresas conoce todos los hoteles en Garda de la mano del líder en reservas de alojamientos online y no permitas que ningún imprevisto irrumpa en tu viaje. Recuerda que puedes filtrar tus búsquedas de alojamiento por zona, precio y categorías para encontrar tu rincón perfecto de vacaciones.