Hoteles en Albi

Buscar hoteles en Albi

Hoteles en Albi

Cómo encontrar los mejores hoteles en Albi con Venere

La pequeña ciudad episcopal de Albi, en la Francia más bucólica y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es una localidad amurallada y laberíntica al sudoeste de Francia, en la zona de Mediodía-Pirineos. Esta localidad, fundada en tiempos del Imperio Romano, está bañada por las aguas del río Tam de cuyas arcillas se extrajo la materia prima para elaborar los ladrillos rojos, tan característicos de la arquitectura de Albi. Cuna del malogrado artista francés Henry Toulouse-Lautrec - autor de famosos carteles del Moulin Rouge- esta majestuosa ciudad combina tradición, cultura, emblemáticos edificios y majestuosas estampas, que te deleitarán durante tu estancia en Albi. Para ayudarte a planificar tus vacaciones, en Venere ponemos a tu disposición un amplio abanico de hoteles en Albi, entre los que podrás elegir el que mejor se adapte a tu presupuesto y gustos, desde estancias de ensueño a alojamientos más pintorescos, a las afueras de la ciudad.

¿Cómo es Albi?

Una vez que hayas elegido entre la oferta de hoteles en Albi que te aconseja Venere, podrás disfrutar de la ciudad episcopal, estructurada en torno a dos principales fortalezas: el palacio de la Berbie - que acoge el museo de Toulouse-Lautrec- y la catedral de Santa Cecilia, la mayor catedral de ladrillo del mundo. A su alrededor, se integran cuatro barrios medievales, donde podrás deleitarte con majestuosos edificios, como el mercado cubierto y la Colegiata y el Claustro San-Salvi, o recorrer los jardines de la Berbie. Si eres un amante de la fotografía, no puedes dejar pasar la oportunidad de inmortalizar los reflejos del Puente Viejo sobre las aguas del Tam, todo un espectáculo. Como alternativa al turismo más convencional, en Albi también podrás dar una vuelta en globo aerostático, disfrutar del espacio acuático Atlantis - perfecto si viajas con los más pequeños-, o relajarte en el Campo de Golf de Albi.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Albi

Durante tu estancia en Albi, degustarás las exquisiteces de la gastronomía albigense. Los rábanos sofritos con hígado salado, los espárragos silvestres, los callos a la albigense con azafrán y las gimblettes de Albi - en forma de aro y perfumadas al azahar- son platos típicos de esta región francesa, en la que tampoco puede faltar una de las señas de identidad del país galo: el vino. Si no te defiendes demasiado bien con el francés, lo mejor que puedes hacer es usar un diccionario que te ayudará a comunicarte con los albigenses. Y si recorrer a pie las cautivadoras y románticas calles de Albi, supone todo un desafío, te recomendamos el pequeño tren turístico que recorre los principales enclaves de la ciudad. En Venere, te ofrecemos la mejor selección de hoteles en Albi y podrás hacer tu reserva fácilmente, eligiendo las fechas que desees y, además, beneficiándote de ofertas y descuentos exclusivos.