Hoteles en Limoges

Buscar hoteles en Limoges

Hoteles en Limoges

Cómo encontrar los mejores hoteles en Limoges con Venere

Aunque muchos de sus dueños lo desconocen, algunas de las más elegantes y majestuosas vajillas alrededor del mundo provienen de Limoges, una pequeña ciudad francesa famosa por su fábrica de porcelana, la Royal Limoges, fundada en 1797. Situada en la parte occidental del Macizo Central, es también una parada del Camino de Santiago, en concreto, de la ruta que parte de Vezelay y continúa en Perigueux, que atrae a cientos de peregrinos cada año. Además, las numerosas iglesias, castillos, puentes y mercados dotan a esta pequeña localidad de una riqueza cultural excepcional. Si quieres disfrutar de todo el esplendor de esta histórica ciudad, no dudes en elegir Venere y su selección de hoteles en Limoges. Desde elegantes estancias a las afueras de la pintoresca ciudad, hasta alojamientos más económicos, en nuestra página también puedes consultar las opiniones y comentarios de anteriores huéspedes y localizar en un mapa tu alojamiento en Limoges.

¿Cómo es Limoges?

Los 66 metros del campanario de la Gare de Benedictins, en la estación de ferrocarril, son un buen punto de partida del recorrido turístico durante tu estancia en Limoges. En el casco antiguo, te espera la Iglesia de Saint-Pierre-du-Queyroix, de estilo románico, y, justo lado, el Pavillon du Verdurier, de estilo Art Decó. La catedral de Limoges y sede del obispado, está situada en el barrio antiguo de la Cité y, en sus alrededores, destaca el imponente Baptisterio Paleocristiano. Además de los enclaves religiosos, también te recomendamos el edificio del Ayuntamiento, una esplendorosa edificación construida gracias al patrimonio de Fournier. Cuatro medallones presiden la fachada, coronada por un pequeño campanario, frente a la que se erige una majestuosa fuente de piedra, porcelana dorada y cobre. Antes de volver a uno de los hoteles en Limoges que hayas elegido con Venere, te recomendamos acercarte hasta la plaza Manigne, donde se concentran varios restaurantes y bares.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Limoges

Si hay un producto de Limoges que destaque por encima del resto son sus manzanas, las únicas de Francia con denominación de origen, además de sus frutos rojos como frambuesas, fresas y arándanos, que pueden presumir de ser los mejores del país galo. Los podrás adquirir en el Mercado Central de Limoges, construido por el famoso arquitecto francés Gustave Eiffel, quien diseñó la famosa torre Eiffel de París. De hecho, los dos platos más conocidos de Limoges utilizan estas frutas como materia prima: el claufotis de cerezas y el frognade de manzanas. Apartada de las típicas rutas turísticas, es un destino tranquilo en el que disfrutarás más, si te desenvuelves con comodidad en francés. Es, además, la capital de la región de Limosín, conocida por contar con la población más longeva de toda Francia. No esperes más y elige entre la oferta de hoteles en Limoges que Venere pone a tu disposición.