Hoteles en Metz

Buscar hoteles en Metz

Hoteles en Metz

Cómo encontrar los mejores hoteles en Metz con Venere

A caballo entre Francia y Alemania, Metz es una espectacular ciudad gala que ha sido testigo de algunos momentos trascendentales de la historia. Capital de Austrasia durante la Edad Media, jugó un importante papel en la Alemania nazi durante la II Guerra Mundial. Y todo ello ha dejado una fuerte influencia, tanto en la arquitectura como en el carácter y la gastronomía de Metz. Precisamente, esa frontera indefinida entre la cultura alemana y francesa es lo que dota a esta pequeña villa de un encanto singular. Si para tus próximas vacaciones, estás buscando un destino que emane tradición e historia, consulta la variada selección de hoteles en Metz que Venere pone a tu disposición y que promete adaptarse a tu presupuesto y necesidades. Podrás elegir entre exclusivos alojamiento a 500 metros de las principales atracciones turísticas de la ciudad, estancias más económicas, pero igual de acogedoras, y hoteles rodeados de naturaleza, a las afueras.

¿Cómo es Metz?

Uno de los lugares más fotogénicos de la ciudad es la iglesia protestante, situada en uno de los extremos de la Isla du Petit Saulcy, y cuyo reflejo en el canal de la Mosela es espectacular. Siguiendo con el patrimonio religioso, te encontrarás con la catedral de San Esteban - del siglo XII y con la mayor extensión de vidrieras de colores del mundo- y el Templo Viejo. Como contrapunto a esta explosión de legado medieval, está el Centro Pompidou, una joya de la arquitectura moderna, que no puedes perderte durante tu estancia en Metz. Para disfrutar del mejor ambiente de la ciudad y de los restaurantes y cafés más pintorescos, acércate a la plaza de Saint Jaques y a la Rue Serpenoise. Independientemente de cuál elijas de los hoteles en Metz que Venere pone a tu disposición, también te recomendamos acercarte a la Explanada de Metz y al maravilloso Palacio del Gobernador.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Metz

Aunque visitar Francia es sinónimo de disfrute de una exquisita gastronomía, cada región esconde ingredientes y recetas únicas. El emblema gastronómico de Metz, y de toda la región de Lorena, son las ciruelas mirabelle - con las que se elaboran exquisitas tartas-. Entre los platos que no puedes perderte durante tu estancia en Metz, está la quiche Lorraine - a base de tocino, nata y huevos-, el puchero lorenés - mezcla de zanahorias y puerros con embutidos ahumados- y el Boulet de Metz. A pesar de gozar de un agradable ambiente turístico durante todo el año, te recomendamos que la visites durante la época estival y, especialmente, durante el Festival Mundial de Globos Aerostáticos, cuando el cielo se llena de cientos de globos creando una vista espectacular y única. Si estás planeando tu próxima escapada, no dudes en consultar la selección de hoteles en Metz que Venere te ofrece, para que tu estancia sea perfecta.