Hoteles en Grenoble

Buscar hoteles en Grenoble

Hoteles en Grenoble

Cómo encontrar los mejores hoteles en Grenoble con Venere

Grenoble es una ciudad francesa que lo posee todo para ser un interesante destino de vacaciones. El casco urbano ofrece la posibilidad de contemplar monumentos históricos y museos de variadas temáticas. Los alrededores montañosos son de gran belleza paisajística. Y sus excelentes comunicaciones hacen que el acceso hasta la antigua capital del Delfinado sea realmente fácil. Por todo ello, te invitamos a elegir entre los hoteles en Grenoble con Venere y disfrutar de esta ciudad que tiene mucho que ofrecerte. En nuestra selección de alojamientos en Grenoble, encontrarás establecimientos de diversas categorías y precios. Cada uno de los hoteles que te ofrecemos lo encontrarás perfectamente descrito, tanto por el equipo profesional de Venere como por los propios viajeros, que vuelcan sus comentarios sobre los hoteles que visitan. Es decir, las mejores opciones de alojamiento las puedes encontrar en nuestra web, para viajar a Grenoble y gozar de esta atractiva ciudad gala.

¿Cómo es Grenoble?

Reservar en los hoteles en Grenoble con Venere te permite hospedarte en esta ciudad y convertirla en base de operaciones para recorrer su atractivo entorno montañoso. Entre los enclaves más hermosos de la zona, se encuentran los macizos de Vercors y Chartreuse, al oeste y el norte, respectivamente, del municipio. Pero el casco urbano también posee otros reclamos que merecen tu atención. Se trata de una ciudad en la que confluyen los ríos Isère y Drac. Precisamente, en la orilla izquierda del Isére se encuentra la zona monumental y peatonal, en el entorno de las plazas Granette y de Saint-André. Allí, se levantan sus edificios más emblemáticos, como la iglesia de Saint-André o el Palacio de Justicia, construido en el siglo XV. Además, durante la estancia en Grenoble, puedes visitar distintos museos de temáticas muy dispares: está el museo dedicado al escritor Stendhal, ubicado en el antiguo ayuntamiento de la ciudad, y el Museo de Grenoble, que posee obras de grandes maestros como Chagall, Picasso o Matisse, sin olvidar la presencia del Centre National d’Art Contemporain, conocido como Le Magasin, que programa interesantes exposiciones temporales de arte actual.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Grenoble

La oferta cultural en Grenoble es muy amplia. Además de los museos ya citados, también se puede visitar el Museo de la Resistencia o el Musée Dauphinois, ubicado en un convento del siglo XVII y que muestra las tradiciones locales. No obstante, para conocer las tradiciones más sabrosas, hay que acudir a los restaurantes diseminados por el centro de la ciudad. En ellos, es habitual tomar el queso reblochon. Con él, se elabora la receta más típica del lugar, la tartiflette una mezcla horneada de este queso con patatas, bacon, cebollas y crema. Y otro de los productos característicos de los fogones de Grenoble son las nueces, que aparecen en muchos de sus postres. Si bien, para acabar la comida, lo más habitual es hacerlo con una copa de chartreuse, un licor de hierbas elaborado, desde hace siglos, en el cercano monasterio del mismo nombre. Si quieres conocer esta gastronomía, estos paisajes y una ciudad atractiva, tan solo tienes que elegir entre los diferentes hoteles en Grenoble con Venere y viajar hasta este lugar francés.