Hoteles en Roscoff

Buscar hoteles en Roscoff

Hoteles en Roscoff

Cómo encontrar los mejores hoteles en Roscoff con Venere

Roscoff es una localidad costera de tres mil quinientos habitantes que está situada en la región de la Bretaña francesa, en el distrito de Morlaix. El alojamiento en Roscoff y sus alrededores es variado y se adapta a todos los gustos. Los hoteles en Roscoff te garantizan noches de sueño reparador y Venere te lo pone fácil para que encuentres el que más se adecúe a tus gustos y preferencias: en nuestra web podrás consultar toda la información disponible sobre sus servicios e instalaciones. La ciudad de Roscoff está construida sobre una península con vistas al Canal de la Mancha y alberga joyas arquitectónicas y un entorno natural de extraordinaria belleza. Si te gusta la playa y contemplar el centelleo del océano, desde cualquier punto de esta costa el paisaje te quitará el aliento; si quieres un punto de vista diferente, no dudes en coger alguno de los barcos que parten de la localidad hasta la encantadora isla de Batz.

¿Cómo es Roscoff?

Roscoff tiene mucho movimiento gracias al comercio, el transporte –su puerto es uno de los puntos de unión entre Francia y Reino Unido– y el turismo. Los amantes de la arquitectura que visiten Roscoff estarán a pocos minutos de joyas como la Iglesia de Notre-Dame-de-Kroaz-Batz, un templo que vale la pena visitar; por no hablar de la isla de Siec, a donde podrás llegar a pie cuando la marea está baja. Aquí puedes visitar una estación biológica y un acuario, además de un jardín exótico con más de mil ochocientas especies. Y si hablamos de islas hay que mencionar, por supuesto, la Isla de Batz, a tan solo quince minutos en barco. Disfruta de su vegetación, respira aire puro y desconecta del mundo. Además, si eliges uno de los hoteles en Roscoff con Venere no tendrás que preocuparte por nada: con nuestros filtros y las opiniones de viajeros reales que ponemos a tu disposición acertarás seguro.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Roscoff

En Roscoff descubrirás el carácter de los bretones, gente amable y acostumbrada a recibir a personas de otros países a través del puerto. Si reservas tu estancia en Roscoff tendrás cerca numerosos lugares interesantes que visitar en coche como Saint-Malo –a donde se tardan aproximadamente dos horas-, Brest –a cincuenta minutos- o Morlaix –a media hora. Muy cerca, al sur, está el Parque Natural Regional de Armórica, que te gustará si eres amante de la naturaleza. Eso sí, para aire fresco el de la Isla de Batz: allí descubrirás un ritmo de vida más pausado. Pero esta no es la única isla que podrás visitar durante tu estancia: la Isla de Siec también está cerca de Roscoff y para poder acceder a ella lo mejor es que preguntes por las mareas a algún vecino: te indicará el mejor momento para visitarla. Todos los hoteles en Roscoff que te ofrece Venere te permitirán conocer esta joya de la Bretaña francesa.