Hoteles en Mundolsheim

Buscar hoteles en Mundolsheim

Hoteles en Mundolsheim

Mundolsheim es una comuna urbana situada a unos 8 kilómetros al norte del centro de Estrasburgo y está muy bien comunicada con las zonas de los alrededores. Su historia única hace que el lugar bien merezca una visita. Se cree que está habitada desde el siglo XII, por eso no es de extrañar que en este pintoresco barrio residencial se puedan ver objetos antiguos y una serie de increíbles monumentos que han sobrevivido durante siglos. Cerca de los hoteles en Mundolsheim podrás ver impresionantes paisajes naturales y ejemplos de arquitectura clásica que no te dejarán indiferente.

Qué ver en Mundolsheim


Cerca de los hoteles en Estrasburgo podrás visitar varias fortalezas en las que se resguardaban los soldados antes de llegar a Alemania. Viajar a esta zona brinda una oportunidad única de explorar una parte de la historia europea a través de reliquias y arte arcaico. Otros puntos de interés son el jardín botánico y el casco antiguo de la ciudad, con iglesias que atesoran numerosas obras de arte. No olvides reponer fuerzas en alguno de los encantadores cafés de Mundolsheim.

Cómo moverse en Mundolsheim


La región se divide en numerosas comunas y aldeas que, en su mayor parte, se puede explorar muy cómodamente a pie. La ciudad también es conocida por su amor a las bicicletas, así que es una buena idea alquilar una para explorar los ríos, los caminos urbanos y el campo de una manera diferente. Si quieres desplazarte de una forma más rápida, puedes optar por coger el tranvía o los autobuses, que te llevarán desde tu hotel en Mundolsheim en Estrasburgo hasta los principales puntos de interés.

Visitas imprescindibles en Mundolsheim


Una de las paradas obligatorias desde tu hotel en Mundolsheim es la torre de la catedral de la ciudad, la más alta del país. La zona también es conocida por sus mercados de Navidad y sus numerosos eventos culturales gratuitos que se desarrollan a lo largo de todo el año. Además, desde la estación de tren puedes acceder de manera sencilla a excursiones diarias a destinos como Francia, Alemania o Suiza, para disfrutar por ejemplo de un día de esquí.