Hoteles en Dunkerque

Buscar hoteles en Dunkerque

Hoteles en Dunkerque

Cómo encontrar los mejores hoteles en Dunkerque con Venere

El puerto de Dunkerque es el tercero más importante de Francia, por lo que la vida en esta pequeña ciudad de apenas 100.000 habitantes gira en torno al mar. A pocos kilómetros de la frontera con Bélgica y en plenos Flandes franceses, posee un maravilloso paisaje de interminables dunas que otorgan una belleza inusual a esta población, convirtiéndola en un destino turístico de gran atractivo para los que buscan unas vacaciones en plena naturaleza, disfrutar de los deportes acuáticos y sumergirse en la historia de Europa. La oferta de alojamiento en la ciudad del famoso corsario Jean Bart es muy variada y en Venere podrás encontrar la mejor selección de hoteles en Dunkerque. Te ofrecemos desde modernos establecimientos en el centro de la ciudad hasta hoteles más familiares, alejados del bullicio y rodeados de un maravilloso entorno natural. Elige el que más se adapte a tus gustos y disfruta de todas las comodidades y ofertas especiales que puedes encontrar al hacer tu reserva en el portal líder en alojamiento vacacional.

¿Cómo es Dunkerque?

La rica historia marítima de Dunkerque puede conocerse visitando su Museo Portuario, que posee una impresionante galería naval, con una treintena de bellas maquetas y tres barcos reales atracados en el puerto. Recomendamos recorrer los muelles a pie y completar el itinerario con un paseo en barco desde el Bassin du Commerce. La playa de Malo-les-Bains, la reina de las playas del norte, es uno de los grandes atractivos de la ciudad, con sus decenas de kilómetros de arena fina rodeados de interminables dunas que se prolongan hasta más allá de donde se pierde la vista. Si eliges alguno de los hoteles en Dunkerque que te proponemos ubicados en el centro urbano, podrás acceder con facilidad a lugares tan interesantes como el Museo de Bellas Artes y el Campanario de Dunkerque, del siglo XIII, que junto con el edificio renacentista del ayuntamiento, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Dunkerque

Cuenta la leyenda que quienes viajan a la capital del Flandes francés, se quedan para siempre y eso es, sin duda, debido a la hospitalidad de su gente. Una visita al mercado de pescado, situado en la Place du Minck, te permitirá sumergirte en la cultura local y ver el gentío que se forma en los puestos para conseguir las mejores piezas. Los meses más adecuados para alojarse en Dunkerque son los de verano, para poder disfrutar al máximo de sus playas, pero no hay que olvidar que se encuentra en el norte de Francia, por lo que es conveniente viajar con algunas prendas de abrigo. En cuanto a la gastronomía, como no podía ser de otra forma, las especialidades del mar son las reinas de sus restaurantes, en las que puedes encontrar elaborados platos para gourmets. Para sentirte como uno más de sus habitantes, no te pierdas una de sus costumbres: comer mejillones con patatas fritas en el paseo marítimo. Por último, recuerda que para reservar tu habitación en alguno de nuestros hoteles en Dunkerque, en Venere te ofrecemos un proceso de reservas fácil, cómodo y seguro, para que tú solo tengas que preocuparte de viajar.