Hoteles en Altea

Buscar hoteles en Altea

Hoteles en Altea

Cómo encontrar los mejores hoteles en Altea con Venere

Mediterráneo, playas interminables, aguas cálidas, vida nocturna, vacaciones. Todas estas son palabras que nos vienen a la mente cada vez que alguien nos habla de Altea. Pero la villa alicantina tiene mucho que ofrecer además de lo obvio: actividades al aire libre, solaz y relajación de día, diversión de noche, rutas turísticas, gente cálida, buen comer y cultura. Las famosas y emocionantes fiestas de Moros y Cristianos te invitarán a pasar unos días fantásticos y a mezclarte con sus gentes. Visitar su rico patrimonio hará que te empapes de su historia y pasear por esas calles que descienden lentamente hasta el mar te harán sentir que todo empieza y acaba en él. Por supuesto, si te alojas en uno de los fantásticos hoteles en Altea que en Venere ponemos a tu disposición como líderes mundiales y expertos en reservas online, te sentirás como en casa en esta bella villa mediterránea. Navega por nuestra página web y descubre el alojamiento en Altea que mejor que adapte a tus deseos.

¿Cómo es Altea?

Altea es un pueblo de la provincia de Alicante, situado en la costa mediterránea, al sur de la Comunitat Valenciana. Es un pueblo blanco, con un casco antiguo de casas con paredes encaladas, que ha mantenido la esencia del pueblecito que fue antaño, pero que también cuenta con los servicios turísticos más modernos. Durante tu estancia en Altea podrás descubrir los vestigios de su pasado íbero y romano. Perteneciente al Taifas de Denia durante la dominación musulmana, para después ser reconquistado por Jaime I de Aragón en 1244, Altea posee monumentos que atestiguan su pasado como la Torre de la Galera, declarada Bien de Interés Cultural; el Pueblo Antiguo, también conocido como el Fornet o la Iglesia de Santa María del Consuelo, la más importante del pueblo. Tampoco te pierdas museos como el Museo del Mar o el de Navarro Ramón, pintor local. Por su puesto, mientras estés alojado en uno de los mejores hoteles en Altea, visita sus playas, que se extienden a lo largo de más de seis quilómetros de costa.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Altea

En Altea casi un 35% de sus habitantes proceden de países de la Unión Europea. Tal es el encanto que la villa ofrece para los visitantes. Su clima, su calidad de vida y su tranquilidad hacen de Altea uno de los lugares más solicitados para cambiar de vida. Así que si te quieres llevar bien con los alteanos solo tienes que pasear por sus calles, sentarte en sus parques, jardines o terrazas al aire libre y disfrutar como uno más de ellos. Los habitantes de Altea son tranquilos, amables, irradian paz y siempre te van a regalar el placer de una conversación amena. Su gastronomía también va a favorecer tu integración: tienes que visitar su lonja y su mercado y, por supuesto, probar el pescado fresco que invita a ser saboreado frente al mar; será un regalo para tus sentidos. Sus fiestas, como la de Moros y Cristianos, harán que disfrutes como un niño. Y no olvides que para poder vivir esta experiencia, los mejores hoteles en Altea aguardan tu visita.