Hoteles en Pamplona

Buscar hoteles en Pamplona

Hoteles en Pamplona

Cómo encontrar los mejores hoteles en Pamplona con Venere

Pamplona, conocida mundialmente por sus fiestas de San Fermín, es una ciudad alegre y acogedora que tiene mucho más que ofrecer que sus famosos encierros. Sus calles están salpicadas de palacios, casonas blasonadas y bellas iglesias, y sus bonitas plazas son el lugar predilecto de reunión de los pamploneses. Quedándote en los hoteles en Pamplona que puedes consultar en Venere, podrás conocer las tradiciones de un lugar repleto de historia. Recorre las míticas calles Mercaderes o Estafeta, por donde corren los mozos delante de los toros, pasea por las zonas más animadas, de día y de noche, del barrio antiguo, lleno de tiendas y bares, y descubre los tesoros artísticos que guardan iglesias y museos. Haz noche en la ciudad de los sanfermines para no perderte sus monumentos iluminados y sorpréndete, también, de sus magníficos parques y espacios verdes ideales para relajarte, descansar y disfrutar del entorno y del ambiente que te rodea.

¿Cómo es Pamplona?

La mejor manera de conocer Pamplona es caminando por su centro histórico. Entre los hoteles en Pamplona, elige el tuyo, ponte zapatos cómodos y sal a callejear. La Plaza del Castillo, presidida por el Palacio de Navarra, es un buen punto de partida. Desde aquí, sumérgete en el corazón del casco antiguo visitando alguno de sus lugares emblemáticos. La Plaza del Ayuntamiento, donde está el Consistorio y desde donde se lanza el famoso chupinazo, las iglesias de San Nicolás y la de San Cernín (también llamada San Saturnino) son de visita obligada. Recorre la Calle de la Navarrería y llegarás a la catedral de Santa María: no te pierdas su interior y su espléndido claustro gótico. En tu recorrido incluye también la Calle Mayor, para ver los antiguos palacios y casonas. El Paseo de Ronda, paso elevado entre los baluartes de la muralla, te dará algunas de las vistas más bonitas de Pamplona.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Pamplona

En la semana grande de San Fermín la ciudad se llena de visitantes, así que si estás pensando en alojarte en Pamplona en esas fechas, tendrás que reservar tu alojamiento con suficiente antelación porque los hoteles en Pamplona están completos. En cualquier otra época del año, Pamplona sigue siendo un destino perfecto para pasar unos días disfrutando de su ambiente acogedor y de su sabrosa gastronomía. En el casco antiguo tienes multitud de bares y restaurantes donde tomar desde los tradicionales pinxos, hasta platos deliciosos de la gastronomía Navarra en los que sobresalen las verduras y las hortalizas. Un chuletón de buey o de ternera, o una trucha a la Navarra son propuestas que no pueden faltar en Pamplona y, durante los sanfermines, el rabo de toro guisado es, sin duda, el plato estrella. Por la noche, la ciudad mantiene su ambiente tanto en el casco antiguo como en la bonita Plaza del Castillo, lugar de encuentro de pamploneses y visitantes.