Hoteles en Assebroek

Buscar hoteles en Assebroek

Hoteles en Assebroek

Assebroek es una zona situada en las afueras de la ciudad de Brujas. El barrio es pintoresco, con un casco histórico del siglo XIX, antiguos edificios de graneros y cervecerías. Para alojarse hay establecimientos de bed & breakfast y una variada gama de hoteles en Assebroek. Brujas es denominada en ocasiones como "la Venecia del norte", debido a su red de canales. La ciudad cuenta con una gran cantidad de arquitectura medieval y su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En toda la ciudad hay restaurantes de moda, excelentes cafeterías y tiendas.

Hoteles para alojarse y puntos de interés


Desde tu hotel en Assebroek puedes aventurarte a la Onze Lieve Vrouwkerk, una hermosa iglesia con arquitectura de los periodos gótico y románico. Es también el hogar de algunas esculturas de Miguel Ángel y de hermosas pinturas. Disfruta del día con una visita a la fábrica de cerveza De Halve Maan, cuya entrada ofrece un recorrido por la historia de la fábrica de cerveza, unas espectaculares vistas de la ciudad desde la torre y la degustación de una bebida de Straffe Hendrik en la terraza al aire libre. En el Museo Groeninge hay obras de arte de los siglos XIII y XIV.

Transportes desde el hotel


El centro histórico de la ciudad es pequeño, siendo muy fácil de recorrer a pie desde un hotel en Assebroek, Brujas. Más del 60 por ciento del tráfico de entrada al centro histórico está formado por ciclistas, por lo que encontrarás muchas empresas de alquiler de bicicletas en la ciudad, algunas incluso ofrecen visitas guiadas. También hay líneas de autobuses locales que pasan con frecuencia. Otras opciones de transporte son los taxis, los coches de caballos turísticos y los barcos. En ferry puedes viajar a Zeebrugge, Dunkerque, Ostende, Amsterdam y Holanda.

Consejos para tu estancia


Durante tu estancia en un hotel de Brujas puedes comprar la tarjeta "Brugges Card" y así ahorrar dinero en los principales monumentos; se puede adquirir en albergues y oficinas de turismo. Son imprescindibles la subida al Campanario y las excursiones en barco: sube los 366 escalones hasta la torre y escucha las campanas. Los tours en barco por los canales son muy pintorescos y permiten conocer muchos rincones escondidos. Antes de dirigirte de vuelta al hotel, asegúrate de dar un romántico paseo por la ciudad en coche de caballos.