Hoteles en Thalkirchen

Buscar hoteles en Thalkirchen

Hoteles en Thalkirchen

Este barrio de la zona sur de la ciudad acumula puntos de interés que no encontrarás en ningún otro sitio. Aunque se trata de un área residencial, los hoteles de Munich Thalkirchen son muy populares debido a su ubicación en un entorno rural que permite escapar del ajetreo de la ciudad sin renunciar a un sencillo acceso al centro, utilizando el transporte público. Si lo tuyo es pasear, hay multitud de buenos restaurantes, tiendas y rincones con un gran encanto nocturno. Además, el río Isar está muy cerca de la mayoría de los hoteles. En su ribera podrás disfrutar de varios parques y zonas de recreo.

Exclusivo de Thalkirchen


Los hoteles de Thalkirchen están cerca de atracciones tales como el Zoo de Munich. Aunque hay que cruzar el río para acercarse a los animales, se trata de uno de los hábitats más grandes del mundo creados por el hombre. Sólo por eso merece la pena echarle un vistazo. Encontrarás excursiones guiadas gratuitas, con salida muy cerca de tu hotel, que te descubrirán lo mejor del barrio y del resto de la ciudad y, incluso si prescindes de las famosas cervecerías, siempre puedes degustar una buena cerveza de la región en una de las fábricas de la cercana zona de Andech

Alojamiento en otras zonas


Este barrio cuenta con su propia estación de metro (U-bahn) cerca del Zoo, así que el acceso al resto de la ciudad resulta muy sencillo. Por supuesto, también puedes alquilar una bicicleta y mezclarte con los vecinos para obtener así una experiencia absolutamente local. Para acercarte a zonas más urbanas llama a un taxi desde tu hotel de Thalkirchen. Eso sí, si alquilas tu propio coche, evita las calles más céntricas y escoge las menos congestionadas.

Lo más visitado cerca de tu hotel


Encara la cuesta que te llevará desde tu hotel hasta Obersendling en una bonita excursión, o dirígete hacia el oeste, hacia Forstenried, para conocer sus vastísimos parques arbolados. Cruza el puente de Tierpark de camino al zoo durante el día, o al atardecer, y relájate en la arena de las playas fluviales mientras disfrutas de una cerveza junto a una hoguera. Sobre todo, recuerda que la aventura comienza en tu hotel de Munich, desde el que accederás al centro de la ciudad, plagado de animados locales de moda.