Hoteles en Altstadt

Buscar hoteles en Altstadt

Hoteles en Altstadt

Cuando viajes por Alemania puedes investigar más allá de las atracciones comunes, como el Muro de Berlín y el Oktoberfest, para descubrir algunas joyas ocultas. Reservar un hotel en Hamburgo y visitar la zona te permitirá conocer toda la belleza de esta región, como el barrio Altstadt, que posee los edificios más antiguos de la ciudad. Un hotel en Hamburgo le situará muy cerca de excavaciones arqueológicas de la época medieval, así como de la importante arquitectura religiosa.

Qué ver cerca de tu alojamiento


Cerca del hotel podrás encontrar antiguas casas restauradas del siglo XVIII, hermosas iglesias y la Plaza del Mercado. Tomar un barco y dar un paseo te descubrirá la importancia que los canales han tenido en la historia, aunque también podrás acercarte al mercado de pescado o ir de compras por las galerías comerciales. Cerca de tu hotel en Altstadt está el puerto, con un movimiento de 12.000 barcos anuales ocupando una octava parte de la ciudad, en el que podrás visitar un barco-museo para pasar un gran día de viaje.

Transporte cerca del hotel


El transporte de la ciudad es limpio y bien organizado, integrando en un sólo billete de ida la posibilidad de tomar autobús o tren. Puedes comprar bonos diarios o de varios días, lo que será una alternativa cómoda y barata al taxi si viajas de ida y vuelta al hotel de Altstadt en Hamburgo. Además, podrás desplazarte en cuatro líneas de metro U-Bahn, seis de cercanías S-Bahn, nueve rutas regionales de tren, y seis líneas de ferry que cruzan el río Elba.

Información para viajar a Hamburgo


La mejor información sobre todos los lugares hará tu viaje más agradable. Podrás conocer el apasionante ritmo de la vida marítima alrededor de tu hotel, y una buena perspectiva para hacerlo es explorar los puertos y contemplar el trabajo de los barcos. Las calles estrechas y empedradas de Sullberg Hill, antiguo barrio de pescadores cerca de los hoteles en Alststadt te llevará a la zona acomodada de la ciudad. Por último y para divertirte, nada mejor que una excursión en un autobús de dos pisos por los mejores lugares de la ciudad.