Hoteles en Döbling

Buscar hoteles en Döbling

Hoteles en Döbling

Para muchos viajeros, la capital de Austria se presenta como un destino fantástico para explorar su arquitectura, su historia y la riqueza de su cultura. La ciudad, llamada Wien por sus residentes, ha sido reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ha formado parte del imperio de los Habsburgo y hoy, además del espléndido bagaje cultural, revela una vibrante vida nocturna y es un centro de compras increíble. Alojándote en uno de los hoteles de Döbling, un pintoresco suburbio al oeste de la ciudad, podrás conseguir una auténtica visión de la vida en Austria.

Atracciones próximas al área de los hoteles


Las principales razones para reservar una estancia en uno de los hoteles de Döbling es encontrarte cerca de las atracciones, la vida nocturna y la cultura de los suburbios orientales de Viena. Es imprescindible que visites Grinzing, un antiguo asentamiento donde admirarás la antigua arquitectura romana. Cerca de este predio verás la iglesia parroquial y la iglesia Kaasgraben, así como también varios viñedos y bodegas tradicionales. Partiendo desde tu hotel de Döbling podrás llegar a Türkenschanzpark, un hermoso parque público ornamentado por un extraordinario jardín. Fue creado por el emperador de Austria hace más de 130 años.

Cómo transportarte desde y hacia tu hotel


Viena cuenta con una extensa red de transporte público, por lo que moverte para salir y llegar a tu hotel te resultará extremadamente simple. El metro resulta, con frecuencia, la opción más eficaz. De hecho, esta es la ciudad con más alto ratio de uso de metro per cápita de toda Europa. De todas formas, tu hotel de Viena podría estar convenientemente situado cerca de una parada de tranvía, de autobús o de la estación de tren, así que tendrás a mano una estupenda diversidad de opciones para moverte. Como es lógico, andar y pedalear se presentan como alternativas seguras y grandiosas.

Saca el máximo partido de tu estancia en Viena


Después de instalarte cómodamente en tu hotel de Viena deberás salir a explorar las trilladas calles aledañas para descubrir los mágicos secretos de la capital austríaca. Si te gustan los deportes, principalmente el fútbol, podrás disfrutar de algún partido disputado por uno de los dos clubes de Viena en el Gerhard-Hannapi-Stadion. Para los golosos que deseen llevarse a casa algún recuerdo dulce, una expedición a la fábrica Manner es ineludible. Allí encontrarán las famosas obleas vienesas, y a un precio tentador.