Hoteles en Roc Amadour

Buscar hoteles en Roc Amadour

Hoteles en Roc Amadour

Cómo encontrar los mejores hoteles en Rocamadour con Venere

Rocamadour es un pueblecito de poco más de 600 habitantes que se encuentra en un valle del departamento de Lot, dentro de la región francesa de Mediodía-Pirineos. La mejor manera de encontrar hoteles en Rocamadour es a través de Venere, que no solo te informa de todas las posibilidades de alojamiento en Rocamadour sino también en sus alrededores. Esta localidad ha acogido a peregrinos durante cientos de años ya que aquí se encuentra el Santuario de la Virgen Negra, un imán para los más creyentes. Pero rezar no es lo único que se puede hacer aquí. Si bien es cierto que se trata de una zona tranquila, en su magnífico entorno natural pueden practicarse deportes de riesgo. También se puede disfrutar del aire libre con tranquilas rutas de senderismo por el Parque Natural Regional Causses du Quercy o, simplemente, tomando una copa de vino en alguna de las terrazas del pueblo.

¿Cómo es Rocamadour?

Para querer visitar esta zona y elegir uno de los hoteles en Rocamadour solo hace falta ver una fotografía de la localidad. Su espectacular enclave hace de este un lugar pintoresco de cuento de hadas. Rodeado por la vegetación del Parque Natural Regional Causser du Quercy, en este destino recomendado por Venere podrás respirar aire puro y desconectar del trabajo y las obligaciones. El lugar más visitado es el Santuario de la Virgen Negra, foco histórico de peregrinaje. La Virgen Negra fue esculpida en el siglo XII y se encuentra en la Iglesia de Notre Dame del siglo XV. Si eliges tu alojamiento en Rocamadour también estarás cerca de la Iglesia de San Sauveur, que vale la pena visitar para ver las pinturas e inscripciones de sus paredes. A solo veinte minutos se encuentra el increíble Gouffre de Padirac, un río subterráneo afluente del río Dordoña que, si lo ves en persona, se te quedará grabado en la retina.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Rocamadour

Como en cualquier lugar conocido por un símbolo religioso, la mejor manera de llevarse bien con los habitantes de Rocamadour es siendo respetuoso con la Virgen Negra y sus santuarios. Por lo demás, son gente acostumbrada a recibir peregrinos y visitantes de otras regiones, por lo que no tendrás ningún problema durante tu viaje. Ten en cuenta que durante la semana mariana es cuando el santuario recibe más visitantes. Por otro lado, los habitantes de Rocamadour están muy orgullosos de su queso de cabra local, llamado queso Rocamadour; degústalo en alguno de los restaurantes de la localidad acompañado de un vino francés. Si eliges uno de los hoteles en Rocamadour pero también quieres descubrir los alrededores y además tienes coche, Gouffre de Padirac está a menos de media hora y Burdeos se encuentra al oeste, a 250 kilómetros. Hasta Montauban, al sur, se tarda solo una hora y cuarto en por carretera.