Hoteles en Peñíscola

Buscar hoteles en Peñíscola

Hoteles en Peñíscola

Cómo encontrar los mejores hoteles en Peñíscola con Venere

¿Buscas un destino que combine las playas cálidas del Mediterráneo, una gastronomía que haga las delicias de tu paladar y un ambiente relajado, apartado de las grandes urbes? Si tu respuesta es sí, en Venere, te traemos una selección de los mejores hoteles en Peñíscola. Si algo caracteriza a primera vista a esta pequeña localidad de la Comunidad Valenciana es su casco antiguo: situado entre las antiguas murallas que lo rodean, la ciudadela resultante se diferencia con claridad de la parte más moderna de Peñíscola. En Venere, como líderes en reserva de hoteles, te aseguramos que es un regalo para la vista que nunca olvidarás. Pero Peñíscola es más que un precioso casco antiguo. La calidad de sus playas no tiene nada que envidiar a la de otras localidades mediterráneas y, como no podía ser menos en esta zona, el buen clima está asegurado. Ya que eres amante de la buena gastronomía, los mejores productos del mar te esperarán a la mesa, para que puedas degustar el irrepetible sabor del Mediterráneo. Confía en nuestros años de experiencia. Una estancia en la ‘ciudad en el mar’ es apta para todos los bolsillos, si buscas alojamiento solo con Venere. Por supuesto, el precio no influye en la calidad del mismo. Eso te lo aseguramos.

¿Cómo es Peñíscola?

Al reservar con Venere uno de los mejores hoteles en Peñíscola, serás testigo de que solo existe una ‘ciudad en el mar’, pero ‘ciudad en el mar’ no solo hay una. En cuanto atravieses las murallas del casco antiguo, comprenderás a lo que nos referimos. El Castillo del Papa Luna, morada del Papa Benedicto XIII en la Edad Media, te transportará a una época diferente, plagada de mitos e historia, sin contar la impresionante vista, que se pierde allá por tierras africanas. La riqueza de la fauna acuática de la región no solo es apreciable a través del gusto: el Marjal de Peñíscola supone un espacio natural en el que podrás observar especies animales exclusivas del lugar. Tampoco puedes regresar de la ‘ciudad en el mar’ sin haber visitado el Parque Natural de la Serra d’Irta, una tierra prácticamente virgen en lo que a rastro humano se refiere. Una vez que hayas observado la riqueza paisajística de Peñíscola, siéntete el dueño del Mediterráneo reservando un transporte en la estación náutica Benicarló- Peñíscola y aprovecha la ocasión para visitar los múltiples acantilados del litoral. A la noche, el Festival Internacional de Jazz hará las delicias de los amantes de este tipo de música.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Peñíscola

Durante los primeros minutos de tu estancia en Peñíscola, te darás cuenta de que se puede recorrer toda la ciudad a pie. No obstante, para visitar el casco antiguo es recomendable un calzado cómodo, ya que presenta muchas cuestas. ¿Te atreverías con el valenciano? En cualquier caso, no te preocupes por el idioma en que decidas hablar: unas simples palabras amables es suficiente para entablar amistad, y si preguntas por una buena playa —todas lo son— en la que pasar la tarde, los locales te mostrarán el camino encantados. Te recomendamos que comas en los establecimientos a pie de playa, donde podrás disfrutar de una exquisita combinación gastronómica por un precio económico: la mejor paella valenciana acompañada del marisco recién sacado del mar. Pasear de noche por la playa es un plan ideal. No obstante, no olvides meter en la maleta algo de ropa de abrigo, pues cuando el sol comienza a ponerse, la temperatura baja considerablemente. Si algo abunda en Peñíscola son sus visitantes. Esto último es una garantía de calidad: nadie pasa sus vacaciones en la ‘ciudad en el mar’ una sola vez en la vida. En Venere, estamos completamente seguros de que te volveremos a ver el próximo año y, como la mejor empresa en el sector, nos encargaremos de que los mejores hoteles en Peñíscola estén siempre disponibles para ti.