Hoteles en Fiumicino

Buscar hoteles en Fiumicino

Hoteles en Fiumicino

Cómo encontrar los mejores hoteles en Fiumicino con Venere

En el lugar donde siglos atrás se erigió el antiguo asentamiento marítimo del Palacio Imperial de Trajano, siguiendo la desembocadura del río Tíber, encontramos la ciudad portuaria de Fiumicino. Su tradición pesquera y marina ha evolucionado desde que se instaló en su terreno el aeropuerto internacional Leonardo da Vinci -que a la práctica recibe el nombre del municipio- pero el entorno natural en el que se encuadra lo convierten en un destino que bien merece una visita. Encontrarás los mejores hoteles en Fiumicino en el repertorio que hemos realizado para ti en Venere, para que puedas analizar todas las opciones de alojamiento que te ofrecemos sobre nuestro mapa virtual y escojas con antelación, con múltiples filtros posibles, la que más te convenga. Sea cual sea tu medio de transporte, la llegada a tu hospedaje en Fiumicino te será muy cómoda ya que su red de comunicaciones es excelente.

¿Cómo es Fiumicino?

Una vez instalado en uno de los hoteles en Fiumicino puedes empezar a descubrir la ciudad. En la llamada Isola Sacra, un terreno insular formado por las orillas del río Tíber y del río Mincinum, se concentra la actividad urbana alrededor del núcleo más antiguo. Visita la Necropoli di Portus, donde verás bellos mosaicos muy bien conservados, o la hermosa Villa Guglielmi. Hacia la desembocadura del Tíber podrás maravillarte con un fragmento de Roma sin salir de Fiumicino, porque encontrarás la Fontana delle Cinque Lune, antiguamente ubicada al lado de la Piazza Navona. A orillas del río Mincinum hallarás la bonita iglesia Santa Maria Porto della Salute, con un enorme fresco que representa la Madonna protegiendo a los pescadores. Para entender el pasado medieval de la ciudad, sigue la ruta de las torres de vigilancia formada por la Torre Niccolina, la Torre Alessandrina y la estatua que sustituye la Torre Clementina, destruida durante la II Guerra Mundial.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Fiumicino

Dependiendo de en cuál de los hoteles en Fiumicino te alojes, tendrás que cruzar el Tíber para disfrutar de uno de los lugares más apreciados por sus habitantes: la señorial Villa Guglielmi. En este parque dividido en dos por un pequeño canal podrás disfrutar como un vecino más de un paseo tranquilo o practicar alguna actividad deportiva. Puede que incluso te encuentres a los jugadores del Fiumicino Calcio, el seguido equipo de futbol local, que en ocasiones se entrena en la Villa. Antes de dejar tu alojamiento en Fiumicino no olvides ir a cualquiera de los numerosos restaurantes ubicados en el paseo costero y pedir un plato de spaghetti con tellina del litoral romano, una especie de berberecho propio de reconocida calidad que se recoge manualmente en las aguas que bañan Fiumicino. Te sorprenderás del sabor que se obtiene de la pesca tradicional y que le ha valido a la región una mención gastronómica a nivel estatal.