Hoteles en Thionville

Buscar hoteles en Thionville

Hoteles en Thionville

Cómo encontrar los mejores hoteles en Thionville con Venere

Al noreste de Francia, a pocos minutos de la frontera con Luxemburgo, encontramos Thionville. La ciudad posee la gentileza y el peso histórico de la región de Lorena y un heterogéneo carácter fomentado por la proximidad de sus países colindantes: Bélgica, Alemania y Luxemburgo. Estas múltiples influencias han hecho crecer una ciudad que se construyó a partir de un castillo carolingio y que, a día de hoy, rezuma una tranquilidad que lejos queda de su pasado convulso. Desde Venere te contamos qué puedes hacer en esta villa francesa llena de historia  y ponemos a tu disposición una serie de hoteles en Thionville para que descubras todos sus rincones, ya sea en un alojamiento en el centro, a orillas del río La Moselle o en un enclave estratégico para escaparte a sus boscosos alrededores o a alguno de sus países vecinos. Cualquier alojamiento en Thionville te permitirá pasar unos días inolvidables.

¿Cómo es Thionville?

Situada junto a los campos de batalla de Verdún, Thionville te transportará al pasado y te hará evocar algunos de los episodios más relevantes de la historia de Francia. No dejes  de visitar el altar de la Patria -el único que sigue en pie entre los 36.000 que se erigieron durante la Revolución Francesa-, o el antiguo castillo de los condes de Luxemburgo, del que ahora queda la Tour aux Puces y cuyo museo hace un recorrido del legado arqueológico de la ciudad desde la prehistoria hasta el renacimiento. Construido en el S. XIV, destaca el bonito campanario situado en el centro de la villa. No te será difícil reservar habitación en uno de los hoteles en Thionville desde los que se vea su perfil, pues es el edificio más alto de la ciudad. El castillo de Volkrange y el fuerte de Guentrange también son visitas que merecen la pena.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Thionville

Los habitantes de Lorena son muy aficionados a disfrutar de los numerosos bosques, ríos y pequeñas lagunas que los rodean. Este gusto por la naturaleza y tendencia a relajarse al aire libre se refleja en la proliferación de zonas verdes en las que entretenerse o descansar en diferentes rincones de la ciudad. Muchos hoteles en Thionville se encuentran próximos a estos parques, así que acércate a pasear como un vecino más desde tu alojamiento en Thionville. Si tienes tiempo y te detienes a visitar el castillo de Volkrange, deléitate en los jardines que lo envuelven: sirven también como sitio de recreo de muchos locales. Antes de dejar la ciudad no olvides probar las jugosas ciruelas mirabelle, celebradas frutas de las tierras de Lorena que constituyen el elemento principal de diversos platos de la gastronomía regional. Te recomendamos que hagas como un vecino más de la zona y las degustes combinadas con un queso bien fuerte.