Hoteles en Morlaix

Buscar hoteles en Morlaix

Hoteles en Morlaix

Cómo encontrar los mejores hoteles en Morlaix con Venere

Situada en Finisterre, se encuentra la singular ciudad de Morlaix, a orillas del río con el mismo nombre y conocida por el característico viaducto que cruza su centro neurálgico. Esta villa gala ha sido testigo de épocas históricas como la Edad Media, el Renacimiento y la Belle Époque que, durante el paso de los años, han dejado vestigios en cada esquina. Acogedora, turística y con un clima muy agradable y templado durante todo el año, es un destino más que recomendable para tus próximas vacaciones. En Venere, hemos seleccionado una amplia variedad de hoteles en Morlaix para que puedas elegir entre estancias en el puerto deportivo con vistas a la bahía, alojamientos más exclusivos en pleno centro o un chateau a las afueras. Gracias a un nuestro exclusivo sistema  de búsqueda, podrás consultar la disponibilidad de fechas, los precios, la localización en el mapa e incluso leer comentarios y valoraciones de antiguos huéspedes.

¿Cómo es Morlaix?

El principal punto de referencia, y por el que puedes empezar la ruta turística durante tu estancia en Morlaix, es el inconfundible viaducto ferroviario de granito. Construido en 1861y con 59 metros de altura, domina la céntrica plaza de Otages y el puerto deportivo, regado por el río Morlaix. Muy cerca de aquí se encuentra la iglesia Saint-Melaine y, junto a las iglesias de San Mateo y la de San Martín de los Campos, componen el patrimonio religioso de esta villa gala. Otra de las señas de identidad de Morlaix -y de la región de Bretaña en general- son sus casas antiguas con fachadas en voladizo, ornadas con esculturas de madera, que podrás contemplar en torno a la Grand Rue. Sin importar dónde hayas elegido uno de los hoteles en Morlaix que Venere pone a tu disposición, te recomendamos salir de la ciudad y disfrutar de la bahía de Morlaix y del Faro d'Île Noire.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Morlaix

Una de las mejores ocasiones para degustar la maravillosa gastronomía de la región de Bretaña, y algunas de las exquisiteces de esta ciudad francesa, es en el Mercado de Morlaix, que tienen lugar todos los sábados. La variedad de productos, olores y sabores es, cuanto menos, embriagadora y, además, podrás degustar el tapenade de aceitunas, algunos de los mejores pescados y mariscos de la región o el dulce kouign amann, un pastel de mantequilla típico de la zona. A pesar de gozar de una temperatura media muy agradable, con inviernos no demasiado fríos, la época estival es la mejor para visitar Morlaix, ya que podrás disfrutar de las terrazas de la plaza de Otages, con vistas al viaducto, y de las actividades deportivas de su puerto. No esperes más y elige uno de los hoteles en Morlaix que te proponemos en Venere, y disfruta del encanto de esta pequeña villa francesa.