Hoteles en Perros-Guirec

Buscar hoteles en Perros-Guirec

Hoteles en Perros-Guirec

Cómo encontrar los mejores hoteles en Perros-Guirec con Venere

Sobresaliendo entre los acantilados de la preciosa costa del norte de la Bretaña, Perros-Guirec es una de las localidades en las que deleitarse con el encanto de la radiante tradición bretona. El aroma a brisa marina recorre la escarpada y espléndida línea costera y revitaliza esta maravillosa zona de misticismo ancestral. Como líderes en el sector turístico, en Venere conocemos los mejores lugares en los que alojarte durante tu visita. Por ello, te hemos preparado una selección de hoteles en Perros-Guirec para que empieces a preparar tu escapada a una de las costas más bellas e indómitas de Francia. Una vez des con el alojamiento perfecto, sólo tendrás que disfrutar de la herencia de la cultura celta de este paraje sobrecogedor y perderte por sus rincones desde los que contemplar la inmensidad del Atlántico. Así que déjate capitanear por nosotros y alójate en Perros-Guirec como un auténtico marinero bretón.

¿Cómo es Perros-Guirec?

Contemplando las curiosas formas de las rocas esculpidas por el mar y el viento entenderás porqué esta zona recibe el nombre de Costa de Granito Rosa. Para divisarlas en todo su esplendor, te recomendamos que recorras un tramo de la conocida Senda de los aduaneros, que serpentea a lo largo del litoral. A su paso por Perros-Guirec verás fantásticas calas de bloques de granito que serán un marco incomparable para admirar la grandeza del océano o, incluso, para darte un refrescante chapuzón. Acércate al faro de Ploumanac'h, todavía activo pero cerrado al público. Visita también la curiosa y encantadora iglesia de Saint-Guirec y su oratorio de piedra en la playa, siempre a expensas de los niveles de la marea. Si eres amante de la naturaleza, en cualquiera de los hoteles en Perros-Guirec te informarán de las excursiones en barco a la Reserva Natural de las Siete Islas, hogar de focas grises y de infinidad de aves marinas.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Perros-Guirec

De tradición aventurera, espíritu imaginativo y trato alegre, los bretones son grandes amantes de las leyendas y estarán encantados de compartirlas contigo. En tu visita al oratorio de la Saint-Guirec conocerás el mito de la efigie de su santo evangelista. La leyenda cuenta que si una joven clava una aguja en la nariz de la estatua y ésta resiste la acción de la marea, manteniéndose hincada hasta el día siguiente, se casará el mismo año. Y es que el eco del pasado se mantiene vivo en Perros-Guirec, donde oirás, en tu estancia en Perros-Guirec, como hablan francés pero también bretón, una lengua de origen céltico. Sus habitantes conservan con orgullo su cultura, en la que destaca su música y gastronomía. En los hoteles en Perros-Guirec te indicarán dónde comer unas deliciosas crepes bretonas (galettes): te alegrarás el paladar con la variedad de sabores que acompañan este sencillo y típico postre.