Hoteles en Le Mont-Saint-Michel

Buscar hoteles en Le Mont-Saint-Michel

Hoteles en Le Mont-Saint-Michel

Cómo encontrar los mejores hoteles en Monte Saint-Michel con Venere

Monte Saint-Michel es uno de los lugares más visitados de Francia. Lo has visto infinidad de veces en televisión y en revistas de viajes, y seguro que te gustaría conocerlo. Para lograrlo, tan solo tienes que entrar en nuestro buscador, ver la larga lista de alojamientos de la población y reservar entre alguno de los hoteles en Monte Saint-Michel de Venere. Se trata de un lugar que no te defraudará por su belleza, su arte, su historia, el paraje donde se encuentra y el ambiente de leyenda que lo envuelve. Allí, te espera su elegante abadía, las animadas calles de la población y el espectáculo natural de las mareas que, por momentos, aísla esta joya del patrimonio francés. Para descubrirlo, contrata tu alojamiento con nosotros. En nuestro portal, vas a encontrar un amplísimo abanico de posibilidades para hospedarte y cada uno de los establecimientos que te ofrecemos lo encontrarás descrito con detalle, para que tu elección sea satisfactoria y fácil. E igualmente sencillo es reservar tu estancia en Monte Saint-Michel con nuestros servicios.

¿Cómo es Monte Saint-Michel?

Eligiendo entre los hoteles en Monte Saint-Michel que te proponemos en Venere, viajas a un enclave fronterizo entre las regiones de Bretaña y Normandía. Lo más famoso de Monte Saint-Michel es su abadía, elevada sobre la Île de Mont-Tombe. Para llegar a ella, existe una carretera que la une con el continente. Transitar por esa vía es de lo más sugerente cuando queda rodeada por las aguas del Atlántico. Aunque también es todo un espectáculo visual contemplar cómo sube la marea, aislando por completo el lugar. Ésa es una de las imágenes más buscadas durante unas vacaciones en Monte Saint-Michel, como también es un deleite recorrer las murallas y la zona baja de la isla, con su pequeño casco urbano. En él, destacan la iglesia de San Pedro y la Grand Rue. Esta calle era una vía de peregrinos, pero en la actualidad está repleta de comercios para los turistas. Hay que pasar por ella, tanto para subir como para bajar de la Abadía, que es el gran monumento del lugar. Este templo se originó como un sencillo oratorio en el siglo VIII, pero luego se transformó en la gran construcción medieval que se conserva esplendorosa en nuestros días.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Monte Saint-Michel

El patrimonio artístico de la abadía y la plasticidad de la isla donde se encuentra son los grandes motivos para visitar el lugar y reservar tu estancia en alguno de los hoteles en Le Mont-Saint-Michel con Venere. Pero la visita no solo es contemplativa. También, podrás hacer otras actividades, por ejemplo, una de las mejores opciones es recorrer esta zona de la costa francesa en bicicleta. Hay vías perfectamente señalizadas, que permiten pedalear con la presencia constante del océano a un lado, descubriendo así hermosas playas y también vertiginosos acantilados. Este tipo de actividad requiere una buena alimentación y aquí vas a encontrar numerosos manjares para ello. De hecho, hay productos que no puedes dejar de probar. Uno de ellos son las crepes de harina negra, distintas a las que se comen en otras zonas de Francia, así como también son muy habituales los macarrones dulces. Y para beber, además de los típicos vinos y cervezas locales, hay que catar la sidra regional, a la que tan aficionados son los lugareños.