Hoteles en Bélgica

Buscar una destinación en Bélgica

Hoteles en Bélgica

Cómo encontrar los mejores hoteles en Bélgica con Venere

Uno de los destinos turísticos y culturales más populares es Bélgica, perfecto para un viaje en familia pero también para una escapada romántica. La influencia que ha recibido por parte de otros países europeos a lo largo de su historia convierte a Bélgica en un rincón lleno de contrastes, en el que es posible degustar los mejores platos franceses y alemanes pero también una gastronomía propia con mucha personalidad. Durante tu estancia en Bélgica te esperan sus ciudades, cuyos edificios y plazas te transportarán a la Edad Media, y los elegantes palacios que contrastan con monumentos vanguardistas. Cada rincón de este país es diferente al anterior, por eso te aconsejamos que al planificar tu viaje reserves plaza en los hoteles de Bélgica que encontrarás en Venere.com: Elige tus favoritos entre los principales destinos de este país y asegúrate de que aprovechas tus vacaciones al máximo pero sin renunciar al descanso y al relax que estás buscando.

¿Cómo es Bélgica?

Bruselas combina la modernidad con la tradición y un cuidadísimo casco histórico, en el que además de la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula, de estilo gótico, podrás descubrir la famosa estatua del Manneken Pis, a la que disfrazan varias veces al año con atuendos de lo más curiosos. El Palacio Real y el Atomium son dos de los símbolos de la ciudad que no puedes perderte durante tus vacaciones en Bélgica. La belleza medieval de Brujas, con un aire romántico digno de un cuento de hadas, es el escenario perfecto para pasar unos días en pareja. Esta ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad, merece que pasees por su centro histórico plagado de canales, y que te acerques a la Grote Markt y a la enrevesada Basílica de la Santa Sangre. Gante, Tournai, Ameberes y Waterloo son otros de los destinos que puedes conocer alojándote en los hoteles de Bélgica que ponemos a tu alcance.

Consejos para llevarse bien con los habitantes de Bélgica

A pesar de que Bélgica no es un país muy extenso, cuenta con una variada oferta gastronómica para todos los gustos. El plato más popular son los mejillones con patatas fritas, acompañados de diferentes salsas y servidas en pequeños quioscos que se encuentran por todas las ciudades. Las carbonadas flamencas, con su característico sabor especiado; y las croquetas de camarones, son dos recetas muy apreciadas tanto por locales como por turistas. Los más golosos disfrutarán del famoso chocolate belga, uno de los más famosos de todo el mundo. Degustar un gofre, postre típico de este país, es una experiencia que no puedes dejar de vivir durante tu viaje. ¡Y qué decir de la cerveza! Esta especialidad belga se elabora en una gran variedad de recetas en función de la localidad en que la pruebes. El personal de los hoteles de Bélgica podrá informarte sobre los mejores lugares para comer.